Conmemoramos el 25 de mayo

qida-01-01 (1)

Conmemoramos el 25 de mayo

El 25 de Mayo no es un simple feriado, un día en el que no se trabaja o no se concurre al colegio. En esta fecha celebramos uno de los acontecimientos más importantes sobre los cuales se construyó nuestro país. Durante la Revolución de Mayo se puso en juego el futuro de una colonia, que deseaba crecer y desarrollarse como un pueblo independiente.
Conmemoramos entonces el 25 de Mayo, gracias a que un grupo de patriotas iluminaron el camino de la Independencia. Cuando en una lluviosa jornada, los vecinos de Buenos Aires alumbraron la idea de sentirse libres e independientes, protagonistas y artífices de su propio destino.

Semana de Mayo
La Semana de Mayo transcurrió entre el 18 de mayo, cuando se confirmó de manera oficial la caída de la Junta de Sevilla, hasta el 25 de mayo, fecha de asunción de la Primera Junta.
Durante esos días se sucedieron una serie de acontecimientos revolucionarios que marcaron un antes y un después en la historia de nuestra nación.

25 de mayo
Todo estaba ya precipitado para que los revolucionarios dieran el golpe final contra el gobierno de Cisneros. Los grupos civiles contrarios al régimen virreinal elevaron la presión en las calles y las milicias (organizaciones militares locales) se rebelaron.
Se forzó la designación de una nueva Junta que pasaría a la historia como la Primera Junta, constituyéndose en el primer gobierno patrio de Buenos Aires y las provincias del Río de la Plata. La Revolución de Mayo se había concretado.
En esta Primera Junta predominaban los partidarios de la revolución. El gobierno patrio estaba integrado por: un presidente, Cornelio Saavedra; por vocales Manuel Belgrano, Juan José Castelli,Manuel Alberti, Juan Larrea, Miguel de Azcuénaga y Domingo Matheu, y por dos secretarios, Juan José Paso y Mariano Moreno.

Celebrar el 25 de Mayo es festejar la lucha por la libertad. Fueron muchos hombres y mujeres de nuestra tierra los que dieron sus esfuerzos y su vida por la emancipación.
Así es la historia: la suma de los hechos de la gente que habita los pueblos.
Ahora cada uno de nosotros está haciendo historia, estamos definiendo nuestro presente y nuestro futuro. Por eso, mirar hacia atrás y encontrarnos con otras personas que lucharon por la libertad debe darnos fuerzas para enfrentar las crisis y saber que,si nos unimos, lograremos vivir mejor.
Como lo hicieran French y Berutti aquel día en la historia, tenemos que vestir la escarapela en el pecho, junto al corazón, colocar nuestra bandera bien alto y hacer cada día de nuestro país un lugar digno de vivir.
La solidaridad cotidiana, la valentía para escuchar y hacernos escuchar, la responsabilidad de estudiar para ser ciudadanos críticos, la de enseñar, dar afecto y transmitir nuestros mejores valores podrán hacernos hoy, como en aquel 1810, un pueblo más libre.

¡VIVA LA PATRIA!